Efectos del Radón en fumadores

El radón es la segunda causa más importante de cáncer de pulmón después del tabaco. Se estima que la proporción de los casos de cáncer de pulmón a nivel nacional atribuibles al radón con respecto al total varía de un 3% a un 14%, en función de la concentración media nacional de radón y de la prevalencia de consumo de tabaco del país.
radon fumadores
Corentium Home by Airthings large image banner

 

La primera vez que se detectó un aumento en la tasa de cáncer de pulmón fue entre trabajadores de minas de uranio expuestos a altas concentraciones de gas radón. Además, hay estudios realizados en Europa, América del Norte y China que confirman que incluso en concentraciones bajas, como las que se encuentran en las viviendas, el radón también entraña riesgos para la salud y contribuye considerablemente a la aparición de cáncer de pulmón en todo el mundo.

 

El riesgo de cáncer de pulmón aumenta en un 16% con cada incremento de 100 Bq/m3 en la concentración media de radón a largo plazo. La relación dosis-respuesta es lineal: por ejemplo, el riesgo de cáncer de pulmón aumenta de manera proporcional al aumento de la exposición al radón.

 

Corentium Home
Corentium Plus
Wave
Wave Mini
Hub
Corentium Pro

 

La probabilidad de que el radón provoque cáncer de pulmón es mayor en personas que fuman. De hecho, se estima que el riesgo asociado al radón que corre un fumador es 25 veces superior que en el caso de los no fumadores.

 

La mayoría de los casos de cáncer de pulmón inducidos por el radón se dan en fumadores, debido al fuerte efecto combinado del tabaco y el radón.

 

Los estudios en trabajadores de minas subterráneas expuestos en su ocupación al radón, generalmente en concentraciones altas, han demostrado sistemáticamente un aumento del riesgo de cáncer de pulmón, tanto en fumadores como en no fumadores. Basándose principalmente en esos datos, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer clasificó el radón como carcinógeno humano en 1988 (CIIC 1988). Dichos estudios también sugieren que no es posible descartar un aumento del riesgo de cáncer de pulmón incluso por debajo de 200 Bq/m3, la concentración de radón a partir de la cual se recomienda actualmente tomar medidas en muchos países.

 

«La mayoría de las muertes por cáncer de pulmón relacionadas con el radón afectan a fumadores actuales y ex-fumadores»

 

fumadores cancer

 

Para algunos de los estudios en mineros con que trabajó el comité BEIR VI se disponía de información sobre el consumo de tabaco; en ese subconjunto de estudios, la mortalidad por cáncer de pulmón se incrementó en promedio un 0,53% por cada MNT (IC95: 0,20- 1,38%), un valor similar al del conjunto de los 11 estudios analizados por el comité́ BEIR VI.

 

Cuando el análisis del subconjunto de estudios citado se realizó por separado para los trabajadores que nunca habían fumado y para los que habían fumado alguna vez (esto es, la suma de fumadores y ex-fumadores), la mortalidad por cáncer de pulmón se incrementó un 1,02% por cada MNT (IC95: 0,15-7,18%) en quienes nunca habían fumado y un 0,48% por cada MNT (IC95: 0,18-1,27%) en quienes habían fumado alguna vez.

 

En consecuencia, el incremento porcentual de la tasa de mortalidad por cáncer de pulmón por cada MNT fue mayor entre los que nunca habían fumado que entre quienes sí lo habían hecho, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa (BEIR VI 1999).

 

En el estudio de cohortes alemán no se dispone con carácter general de información sobre los hábitos de tabaquismo. Sin embargo, se ha llevado a cabo un estudio de casos y controles sobre el cáncer de pulmón entre antiguos empleados de la empresa alemana de minería de uranio diagnosticados en determinados centros hospitalarios durante la década de 1990 (Brueske-Hohlfeld et al. 2006). Este estudio también halló que el incremento porcentual en la mortalidad por cáncer de pulmón por cada MNT fue mayor en quienes nunca habían fumado que en los ex-fumadores, y mayor en estos últimos que en los fumadores (fumadores: 0,05%, IC95 0,001-0,14%; ex-fumadores: 0,10%, IC95 0,03-0,23%; personas que nunca habían fumado: 0,20% (IC95 0,07-0,48%).

 

«La exposición al radón incrementa el riesgo de cáncer de pulmón para todas las personas, tanto si fuman actualmente como si son ex-fumadoras o nunca han fumado»

 

Independientemente de que exista o no una diferencia real en el incremento porcentual de la mortalidad por cáncer de pulmón por cada MNT entre quienes han fumado alguna vez y los que nunca lo han hecho. Debe señalarse que el incremento absoluto de dicha mortalidad por cada MNT será mucho mayor en quienes fuman actualmente que en quienes nunca lo han hecho. Esto es debido a que, para una concentración de radón dada, los fumadores presentan tasas de cáncer de pulmón muy superiores a las de las personas que nunca han fumado.

 

En el caso de los ex fumadores, el incremento absoluto de la mortalidad por cada MNT se hallará entre el de los fumadores y el de las personas que nunca han fumado; el valor dependerá de factores como la duración del consumo de tabaco, el número de cigarrillos diarios consumidos antes del abandono del hábito, o el tiempo transcurrido desde dicho abandono.

 

En el caso de los ex-fumadores, los riesgos asociados al radón son sustancialmente inferiores a los de los fumadores, aunque siguen siendo considerablemente mayores a los de quienes nunca han fumado.

Facebook
Twitter
Corentium Home by Airthings large image banner